Tratamientos de Panchakarma

El Panchakarma es una técnica de purificación y desintoxicación completa del Ayurveda, una ciencia médica hindú milenaria que significa ciencia de la vida.
El Panchakarma es un tratamiento muy demandado ya que aporta una gran cantidad de beneficios tanto físicos como psicológicos como reducir el estrés, eliminar toxinas, rejuvenecer la piel, aumentar la fortaleza corporal y la vitalidad o disminuir el colesterol, la fatiga, la depresión y la ansiedad.
El Panchakarma se ha adaptado a la vida moderna y hoy en día consiste básicamente en la utilización de una serie de cremas, aceites, hierbas y masajes específicos que tienen como función la purificación, desintoxicación, rejuvenecimiento y relajación de la persona.
Tradicionalmente el Panchakarma se traduce como ‘cinco terapias’ ya que consiste en cinco acciones que deben ser adaptadas a cada persona por un profesional de medicina Ayurveda:
– Vamana es un tratamiento de émesis medicado que sirve para tratar afecciones que requieren de desintoxicación interior y que están relacionadas con el aparato digestivo. Esto no se practica en occidente hoy en día.
– Virechana es un purgamiento medicado que tiene como objetivo desintoxicar y purificar le tracto gastrointestinal y remover las toxinas acumuladas en hígado y vesícula biliar.
– Basti es un tratamiento de enema medicado o irrigación del colon. Esto consigue eliminar la mayor cantidad de toxinas y tiene un poderoso efecto rejuvenecedor.
– Nasya es el método de desintoxicación nasal del Panchakarma mediante un aceite suministrado por la nariz que limpia de toxinas todas las regiones de cabeza y cuello.
– Raktamokshana es el paso más polémico del Panchakarma ya que se trata de una depuración de la sangre que requiere de flebotomía. El alto riesgo de infección hace que este paso se omita en la mayoría de los países occidentales.
Se dice que cualquier persona sana debería recibir al menos una semana de este tratamiento al año para mantener y mejorar su salud ya que es una limpieza total del organismo.

 

Varios son los procedimientos involucrados en el Panchakarma. El masaje ayurvédico, enemas o vahos son algunos de ellos. Todas ellas se enmarcan en cinco formas básicas del tratamiento que pretenden liberar todos los residuos de nuestro organismo: vamana, viracana, vasti, nasya y raktamokshana, de las cuales hablaremos más adelante.

 

El proceso en sí consiste en tres fases generales. La primera de ellas es Purva karma, la cual es previa al tratamiento. Aquí se preparan las toxinas a eliminar durante el tratamiento a través de estímulos para el sudor y la aplicación de determinados aceites en el organismo del paciente.

 

La segunda fase lleva el nombre de Pradhan Karma, y es el paso crucial en todo el tratamiento de Panchakarma. Aquí es donde se llevan las cinco técnicas mencionadas anteriormente, cada una aplicable para determinado tipo de inconveniente. Vaman (vómito inducido), Virechan (purgación inducida), Basti (enema), Nasya (medicina por vía nasal) y Rakta Mokshan (sangrado) son todas ellas. Cada una es específica para determinado padecimiento, y está a entero criterio del profesional su aplicación en cada caso.

 

Finalmente, el Paschatkarma es la última fase del intrincado proceso de Panchakarma, y concretamente consiste en dos aspectos generales. El primero, Sansarjan karma, consiste en la suministración de una dieta al paciente para fortificar su sistema digestivo. El segundo, Rasayana, incorpora métodos de rejuvenecimiento una vez el  Panchakarma ha finalizado.

 

Obviamente, este complejo tratamiento que se aparece como un sufrimiento para el occidental medio, es en realidad un canal para obtener una enorme cantidad de beneficios. Cerrando este especial, en el día de mañana hablaremos en profundidad de ellos.