TECNICAS DE LIMPIEZA Y PROTECCION ENERGETICA PARA SANADORES HOLISTICOS

energia2

La energía en sí misma es neutra, no es ni buena ni mala, ni positiva ni negativa, y hace que todo tienda al equilibrio.
La energía es magnética: atrae a más energía. Y es eléctrica: se organiza en niveles de complejidad.
La energia es fluida, se mueve y vibra. La vibración puede ser mas alta o mas baja, y puede ser armónica o desarmónica.

energia4

Si la vibración es mas baja la energía tiende a solidificarse, se vuelve mas densa. Si la vibración es desarmónica se tiende al desequilibrio y, por ende, a la enfermedad. Si la energía tiene una vibración desarmónica y además densa, cuesta mas restablecer el equilibrio. Si la energía se estanca y no puede moverse, tiende a adoptar una vibración desarmónica.

energia5

El paso de ki neutro lo que hace es movilizar la energía estancada, elevar la vibración de la energía densa, y armonizar la vibración de la energía desarmónica; así, restablece el equilibrio que deriva en salud.

energia6

De acuerdo con el postulado de Nernst, llamado incorrectamente la tercera ley de termodinámica, la energía fluye desde altas áreas de concentración hacia bajas áreas de concentración, por esta razón, los bloqueos energéticos tienden a moverse de una persona a otra. Un individuo con muchos bloqueos tiende a pasárselos a otro que tiene pocos. La energía negativa fluye entonces, desde altas hacia bajas concentraciones.

Igualmente ocurre con la energía de más elevada vibración, ésta tiende a pasar a los de más baja vibración. Cuando pasamos energía de elevada vibración (reiki) a un paciente, se empiezan a remover los bloqueos de energía, y/o se eleva su frecuencia de vibración energética, ocasionando que los bloqueos se vayan liberando.

53419_109261939233638_1472009443_o

Según este postulado de Nernst, al elevar la vibración de nuestra energía, vamos a pasar energía a los que nos rodean, pero si estos tienen más bloqueos energéticos, ellos nos los pasarán a nosotros.

Como medida de protección, durante el proceso de sanación, el terapeuta debe elevar la frecuencia de su energía, de manera que sea más potente que la de su paciente. No debe nunca intentar curar si se encuentra cansado, deprimido, enojado, inseguro o preocupado, ya que su propia vibración energética va a ser más débil que la de su paciente, trayendo como consecuencia que si no se encuentra en un estado adecuado podría absorber energías negativas de sus pacientes.

Para dar una sesión curativa, es necesario gozar de buena salud, estar relajados, tener el sistema de auras y chakras despejado y lleno de energía, teniendo así la capacidad para resistir o filtrar adecuadamente las energías que puedan estar desbalanceadas.

energia1

Por ello, es muy importante que todo terapeuta holístico maneje las técnicas de protección y limpieza energética. Estas técnicas están fundamentadas en el trabajo evolutivo permanente con el objetivo de elevar el nivel de vibración en la frecuencia del amor, ya que para que la sanación ocurra, la energía debe pasar necesariamente por el chakra del corazón, antes de transmitirla al paciente a través de las manos. Cuando sanamos nuestro interior y vibramos alto, es como si nos hiciéramos inmunes y las energías hostiles no nos afectan.

energia7

1. Diagnostico o evaluación de energías negativas y/o desgaste energético
 
Esta fase se corresponde con la observación y conexión que hace nuestro Ser interno con el fin de evaluar cómo se encuentra nuestra energía. Para lograr esto, debemos ser observadores de nuestros pensamientos, siendo muy importante mantenerse conectados permanentemente no solamente con nuestra intuición, sino con nuestra consciencia.

Podemos practicar la lectura y diagnóstico de cada chakra colocando las palmas de las manos inmóviles sobre ellos, por delante y por detrás de cada chakra, mientras nos conectamos con nuestra intuición.

Los Mudrás

También podemos utilizar la técnica de los mudrás para sondear el estado de cada chakra, dejándolo inmóvil sobre éste o haciendo ligeras pasadas hacia adelante para que la lectura sea más dinámica. Lo incorporación de los mudrás en esta fase de diagnóstico nos va a ayudar a elevar inmediatamente el nivel de energía y concentración.

Los mudrás constituyen un sistema de posiciones sagradas realizadas con las manos, con la finalidad de ayudar a equilibrar la energía que fluye por las nadis (canales) que nutren nuestros órganos internos, abrir o cerrar circuitos de energía y para armonizar y restituir el adecuado flujo de la energía vital por todo el organismo.

La práctica de los mudrás posibilita conseguir estados específicos de consciencia y ayuda a eliminar los pensamientos negativos. Esto es posible debido a la gran concentración de terminaciones nerviosas que se encuentran en las manos, que al unir y posicionar los dedos de determinada forma se crean circuitos energéticos que facilitan la estimulación de cualquier desequilibrio que tengamos, para fomentar su recuperación.

Los mudrás se practican ejerciendo una ligera presión de los dedos hasta sentir un flujo de energía por el cuerpo, mientas que las manos están relajadas.

energia8

El mudrá Trimurti se realiza con los dedos índices y pulgares formando un triángulo equilátero. Siendo uno de sus tres lados un dedo índice, el segundo lado el otro dedo índice, y el tercer lado lo conforman los dos pulgares colocados en línea recta y unidos por sus puntas. Los otros tres dedos pueden unirse por detrás de los dos índices imitando a estos.
 
Recordemos que el triángulo es símbolo de equilibrio de energías y nos permite acercarnos a la conformación de nuestra naturaleza tridimensional: cuerpo, mente y espíritu.

A. En este caso vamos a realizar el ejercicio de pie, con las piernas ligeramente entreabiertas y las rodillas semi-flexionadas. Separamos los pies unos 40 cms. entre sí, hasta que nos encontremos cómodos y bien ubicados en nuestro centro de gravedad.
B. La columna debe de estar bien erguida y la cabeza mirando al frente.
C. Comenzamos a realizar respiraciones profundas, rítmicas, energizantes y a la vez lentas. Relajamos nuestro cuerpo de pies a cabeza en la misma postura en la que nos encontramos.
D. Colocamos nuestras dos manos al frente, formando un triángulo equilátero entre los dos pulgares -que formarán una línea recta entre sí- y los dos índices, de los cuales cada uno será uno de los dos lados restantes del triángulo.
E. Ahora visualizamos durante unos tres minutos el triángulo y, más concretamente, el espacio vacío que queda dentro del triángulo. Esta visualización es tanto física como mental: física porque tenemos la vista puesta en el espacio triangular y mental porque toda nuestra atención está focalizada ahí también.
F. Seguidamente vamos a recorrer con este mudrá 7 puntos de energía. El primer chakra no lo vamos a examinar, pero el sexto lo haremos en sus dos vertientes (parte anterior y posterior).

La práctica consiste en recorrer por nuestro frente los puntos corporales correspondientes a los 6 chakras superiores. Es decir, sin tocar nuestro cuerpo haremos que el triángulo formado con los dedos se coloque primero frente al bajo vientre (2do chakra), posteriormente frente al abdomen (3er chakra), el pecho (4to chakra), la garganta (5to chakra), la frente (6to chakra frontal), la coronilla (7mo chakra), y la nuca (6mo chakra dorsal).

Nuestra anatomía permite perfectamente que el triángulo pueda recorrer esos puntos. El triángulo formado por los dos pulgares y los dos índices va semi-pegado al cuerpo en su recorrido y con su punta hacia arriba.

Situamos el triángulo energético con la punta hacia arriba en el segundo chakra, en el vientre inferior, ligeramente separado de la piel. Focalizamos nuestra atención en dicho punto de energía. No vamos a interpretar mentalmente lo que captamos. Sólo vamos a dirigir nuestra atención hacia cada chakra y a percibir su energía.
 
El tiempo ideal estimado para el diagnóstico de cada uno de esos puntos va de medio a un minuto, con lo que el recorrido total será de tres minutos y medio a siete minutos como máximo.

El triángulo energético realizado con las manos tiene varias funciones:
-facilitar la focalización de la atención en el lugar donde él se encuentra.
-canalizar la energía del chakra hacia las puntas de los dedos de las manos, cuyas terminaciones harán un lectura del estado sutil del chakra. Esa lectura será al principio más subconsciente que consciente, pero poco a poco iremos descubriendo grandes maravillas de nuestro interior latente.

Evaluando tus chakras

Este ejercicio está diseñado como un diagnóstico de tus chakras, mide su fortaleza para dar y su fortaleza para recibir. Se requiere un sistema energético fuerte para que sea capaz de absorber energía y permitir que entre el amor.

Siéntate tranquilamente y colócate de tal forma que estés aproximadamente entre un metro y medio o dos metros de distancia frente a una pared vacía.

Crea una burbuja a tu alrededor.

Visualiza que en el lugar de cada uno de tus chakras hay un faro, como el de los carros. Cada una de estas luces puede tener un color diferente, o pueden ser todas del mismo color, blanco o el que prefieras en ese momento.

Comenzando de arriba hacia abajo, enciende todas tus luces y apunta sus rayos hacia la pared frente a ti. Toma conciencia de la fuerza relativa de cada rayo. Nota cuáles alcanzan la pared, y cuáles no. Observa si puedes hallar interruptores en algún lugar dentro de ti que puedan hacer que se iluminen los más débiles y que bajen de intensidad los que estén demasiado fuertes.

Ahora imagina que la habitación en la que te encuentras sentado está inundada con una luz increíble. Puede ser blanca, azul, oro o plata y es más poderosa que cualquier luz que puedas imaginarte dentro de tu cuerpo. Es la luz del Espíritu y está siempre presente.

Conforme empiezas a ver y sentir la luz, nota que está rodeando tu burbuja, atravesando sus límites y comenzando a llenarla. Cuando tu burbuja esté llena de luz, comenzará a entrar a tus chakras.

Observa en cuáles chakras puede entrar facilmente y en cuales tiene algún tipo de dificultad para entrar. Trata de inhalar y dirigir la luz más y más profundamente en los chakras en los que no ha entrado bien. Nota que los chakras que no dan bien pueden no ser los mismos que los chakras que no reciben bien. Por ejemplo, puede ser que salga mucha luz de tu tercer ojo, pero que no absorba ninguna.

Cuando hayas inhalado suficiente luz para equilibrar los chakras, descansa en la luz por unos cuantos minutos antes de disolver tu burbuja y regresar a tu estado normal de conciencia.

Utiliza este ejercicio regularmente como una herramienta de diagnóstico, para medir la fuerza de tu energía y para evaluar el progreso que estás haciendo en el trabajo que estás llevando a cabo contigo mismo. Este ejercicio siempre te dirá el estado de tus chakras desde tu Ser interno. 
La protección energética es la parte preventiva, es cuando hacemos todo lo necesario para mantener nuestro campo energético sano y fuerte y vibrando a una alta frecuencia.

2. Protección energética

La protección energética comienza manteniendo pensamientos positivos, felices y de alta vibración; comiendo alimentos de alta calidad: frescos, orgánicos, integrales y naturales (evitar comer animales); bebiendo suficiente cantidad de agua energizada con el sol; practicando regularmente reiki, meditación, ejercicios, estiramiento, técnicas de respiración y visualización.

Antes de dar una sesión curativa debemos meditar y elevar nuestra frecuencia de vibración personal. Podemos escuchar música de alta vibración para ayudarnos a limpiar nuestra energía y la del ambiente, a través de los sonidos y vibraciones. También existen mantras o sílabas, por lo general de origen sánscrito y podemos repetir mantras o palabras de poder, tales como ohm, om mani padme hum, om namaha shivaya, los mantras de cada chakra: lam, vam, ram, yam, ham, om, entre otros.

energia9

Como medida preventiva, es importante trabajar en una habitación limpia, tanto desde el punto de vista físico como psíquico, es recomendable que reciba luz solar directa y que circule el aire libre. De esta manera no habrá acumulaciones de energías negativas o densas, que terminarían afectándonos.

Para su limpieza energética podemos realizar un sahumerio con moxa, a base de artemisa, (esta técnica ha sido aplicada por milenios en la medicina china). También podemos hacer sahumerio con cedro verde seco y salvia seca, (este método ha sido utilizado por los indios norteamericanos). Se debe comenzar por el lugar de la casa o habitación situado más cercano al este, y luego recorriendo el resto de la casa según la dirección del Sol, es decir, en el sentido de las agujas el reloj. Es importante tener la puerta abierta antes de iniciar el Sahumerio, ya que el humo atrae la energía negativa y la saca por la puerta.

Además, unos cristales de cuarzo citrino dispersos por la habitación, ayudan a recoger y captar la energía negativa. El citrino es un protector y fortalecedor del aura, poderoso limpiador y regenerador, deshace bloqueos energéticos, limpia los chakras, especialmente el del plexo solar y el del ombligo, abre la intuición, limpia y equilibra los cuerpos sutiles, etc.

3. Limpieza energética
  
La limpieza energética comprende diversas técnicas que tienen por objeto la eliminación de las vibraciones desequilibradas, perturbadoras o negativas que impregnan los entornos, los objetos y los campos áuricos personales, y que ocasionan malestares, bloqueos y alteraciones energéticas. 

Es aconsejable realizar una limpieza personal cuando nos sentimos cargados, luego de haber interactuado con personas o ambientes energéticamente densos que nos pueden provocar dolor de cabeza, angustia o miedo. También si nos sentimos sin energía, sin ganas de hacer nada, si sentimos presencias que nos incomodan, si el humor se vuelve irritable, si no podemos dormir. Asimismo, luego de realizar una limpieza energética de espacios.

La mejor limpieza energética que podemos hacer es sumergirnos 20 minutos en una bañera con agua y sal marina. Antes de darte el baño, enciende una vela e invoca la presencia de tus Guías espirituales y Ángel de la guarda, así como Maestros Ascendidos, etc.
 
Yo (nombre), pido la asistencia y guía de la Diosa Madre, Dios Padre, para que me ayuden a transmutar, purificar, liberar y limpiar mi campo áurico de cualquier energía, espíritu o manifestación de baja conciencia o densidad. Aquí y Ahora, re-establezco, fortifico, desbloqueo, armonizo y sello todos mis cuerpos con la pura Luz de la divinidad. Que así sea. Así es. Hecho está.

(Puedes modificar esta invocación por cualquier otra que tú desees con el mismo propósito).

Ya dentro de la bañera, toma la sal y comienza a frotar en círculos tu cuerpo con ella mientras visualizas como una luz blanca o dorada comienza a cubrir tu cuerpo. Puedes comenzar por los pies e ir ascendiendo hasta llegar a la coronilla. Una vez en la cabeza, visualiza como esa luz sale por encima de ti y explota en un hermoso arco iris de luces, que caen de nuevo envolviéndote. Permítete disfrutar de la sensación durante unos minutos y a continuación sumérgete completo en la bañera. 

Disfruta de la sensación de limpieza, paz y bienestar durante unos 20 minutos, mientras visualizas tu cuerpo vibrando en una nueva energía llena de vitalidad, optimismo, lucidez y protección. Por último, sal del agua sin volver a enjuagarte y deja que tu cuerpo se seque al aire o utiliza una toalla blanca.

Podemos utilizar los símbolos del segundo nivel para desintegrar las energías negativas. Utilizando primero el símbolo mental/emocional para purificar las energías a nivel mental y astral. Luego el símbolo del poder para potenciar el primero y finalmente, de nuevo el símbolo mental/emocional para eliminar cualquier resto que hubiera podido quedar.

antahkarana

Usar el símbolo Antahkarana. Si nos colocamos encima de una cuadrícula llena de Antahkaranas durante un momento podremos limpiar las malas energías. Conviene ponerlo también debajo de nuestra cama.

flordelavida

Fotocopiar el símbolo de la Flor de la Vida y colocarlo alrededor de tu casa, debajo del colchón. No es necesario que la fotocopia sea grande o que este visible, lo puedes ubicar detrás de cuadros, pegarlos debajo de la base de los objetos y funciona de igual manera.

Meditaclon vibratoria

Posición de meditación “Gassho”. Conectarmos con la energía Reiki levantando los brazos. Hacemos una inhalación profunda, bajando los brazos por los lados con las palmas de las manos mirando al suelo. A continuación exhalamos y flexionamos los brazos juntando las manos delante del pecho, los dedos a la altura del corazón.Acto seguido giramos las palmas de las manos hacia el cuerpo y practicamos respiración Hado, mientras hacemos descender las manos por delante del pecho, hacia el abdomen empujando la energía con ambas manos hacia la tierra para que sea liberada del cuerpo. Visualizamos que esto ocurra así y sentimos como la energía negativa nos abandona a través de las plantas de los pies. Volvemos a inhalar profundamente mientras elevamos las manos hasta la frente, visualizando la energía Reiki como una intensa y pura luz blanca entrando por el chakra corona y descendiendo por nuestro interior inundando todo nuestro cuerpo de energía sanadora.

Al exhalar realizamos la respiración hado y dejamos que esta luz se expanda completamente por todo nuestro cuerpo y aura. Sentimos como todo lo negativo es expulsando. Realizaremos este ejercicio tres veces.

gassho